sábado, 10 de diciembre de 2016

LEPUFOLOGIA: OVNIS, CONEJOS Y UNIVERSOS CUANTICOS

  






"La criptozoología trata (a)  de animales cuya existencia sigue sin haber sido probada ni refutada (por ejemplo, la serpientes gigantes que supuestamente viven en el Lago Ness, el Lago Champlain, etc; el Yeti; el Abominable Hombre de las Nieves del Himalaya, etc.) y (b)
con animales avistados en lugares donde no se los espera (el león de montaña de Surrey, Inglaterra; los canguros de Chicago; los cocodrilos de las alcantarillas de Nueva York, etc.). Aquellos que “saben” como juzgar dichos datos no están al tanto de la neurociencia; aquellos que más saben de neurociencia muestran el mayor agnosticismo sobre estos bichos y también tienen la mayor falta de voluntad de juzgarlos. La lepufología concierne a los avistamientos de OVNIs en los que los conejos juegan un rol importante -y normalmente muy misterioso (algunos casos, tanto de criptozoología como de lepufología aparecen en mi libro, La Nueva Inquisición, 1987). De nuevo, aquellos que “saben” que la lepufología no puede aportar datos útiles normalmente no saben nada de neurociencia, en absoluto. Los casos en los que granjeros aseguran que unos OVNIs les robaron sus conejos constituyen una arena ideal en la que probar la Psicología Cuántica Transaccional contra las prematuras certidumbres de los Creyentes Dogmáticos y de los Negadores Dogmáticos.

Robert Anton Wilson también conocido como RAW (Nueva York, 18 de enero de 1932 – 11 de enero de 2007) fue un novelista estadounidense, además de ensayista, psicólogo, ocultista e investigador de teorías conspiratorias





Los Sistemas de Desinformación consisten en elaborados engaños, construidos por agencias de inteligencia como la CIA, KGB o la MI5 de Inglaterra, en donde una historia fachada, al ser creada, tiene dentro de sí un segundo engaño, disfrazado para parecer “la verdad oculta” para cualquier rival sospechoso que logre cavar bajo la superficie exitosamente. Desde que los Sistemas de Desinformación se han multiplicado como bacterias en nuestro mundo cada vez más clandestino, cualquier psicólogo de la percepción que analice la política moderna reconocerá que la lógica cuántica, la teoría de la probabilidad y fuertes dosis de zeteticismo son las mejores herramientas a emplear al estimar si el Presidente acaba de decir otra exorbitante gran mentira o si acaba de pronunciar la verdad por una vez. Después de todo, incluso aquellos que crean los Sistemas de Desinformación se han tragado ellos mismos los Sistemas de Desinformación diseñados por sus rivales. Como dijo una vez Henry Kissinger, “Cualquiera en Washington que no sea paranoico debe de estar loco.”
Al tratar con la criptozoologia, lepufología, Sistemas de Desinformación y Mecánica Cuántica eventualmente se siente que se ha llegado cerca del sinsentido total, un defecto básico de la mente humana (¿o del Universo?) o alguna fuga mental similar a la esquizofrenia o el solipsismo. Sin embargo, como nuestra ilustración del principio demuestra y veremos una y otra vez, las percepciones ordinarias de personas ordinarias contienen tanta “rareza” y misterio como todas estas Ciencias Ocultas juntas.
De este modo trataré de demostrar que las leyes del mundo subatómico y las leyes de la “mente” humana (o sistema nervioso) son paralelas entre sí, precisa, exquisita y elegantemente, hasta los más ínfimos detalles. El estudiante de la percepción humana, y de cómo la inferencia deriva de la percepción, no encontrará sorpresas en la presuntamente alucinante teoría cuántica. Vivimos en medio de la incertidumbre cuántica toda nuestra vida, pero usualmente logramos ignorar esto; las y los psicólogos transaccionales se han visto forzados a confrontarlo directamente.
Este paralelismo entre la Física y Psicología no debería causar gran sorpresa. El sistema nervioso humano, después de todo –o la “mente” en lenguaje pre-científico—creó la ciencia moderna, incluyendo la física y la matemática cuántica. Uno puede encontrar la genialidad y los defectos de la mente humana en sus creaciones, como se encuentra la autobiografía del artista en la obra de arte. (...)
 
El 14 de Noviembre de 1954, en  la Isla de Ortonovo (La Spezia), en el norte de Italia, Amerigo Lorenzini, un agricultor de 48 años que se encontraba en su granja escuchó un sonido parecido al vuelo de las golondrinas. Al mirar hacia el cielo observó un extraño artefacto resplandeciente que casi le cegaba. Al descender y disminuir su luminosidad, comprobó que se trataba de un objeto en forma de cigarro, que aterrizó en el jardín de su casa. A través de una puerta lateral de la enigmática aeronave, que despedía un halo luminoso, descendieron 3 pequeños humanoides vestidos con ropas metálicas parecidas a trajes de buceo. Los humanoides se detuvieron ante la jaula de los conejos mientras se comunican entre sí emitiendo extraños ruidos. El testigo pensó que iban a robarle y por ello fue a su casa, en busca de la escopeta dispuesto a repeler la intrusión de los misteriosos visitantes. Cuando apuntó a los humanoides, el arma no disparaba y se hizo tan pesado que tuvo que dejarlo caer. El agricultor sintió que estaba paralizado y que no podía moverse. En ese momento los pequeños seres cogieron todos conejos, una jaula y regresaron a su nave. El objeto despegó en total silencio dejando tras de sí una estela luminosa. Entonces el testigo recobro la movilidad pero no tuvo tiempo de utilizar su escopeta ya que el artefacto estaba lejos de su alcance... Los “extraterrestres” le robaron sus 12 conejos y una jaula…





La resistencia a nueva información, sin embargo, tiene un fuerte cimiento neurológico en todos los animales, como indican varios estudios de impresión y condicionamiento. La mayoría de animales, incluyendo a la mayoría de primates domesticados (humanos) muestran una impactante habilidad de “ignorar” ciertos tipos de información—las que no “encajan” en su túnel de realidad impreso/condicionado. Generalmente llamamos a esto “conservadurismo” o “estupidez”, pero aparece en todas partes del espectro político, y en sociedades aprendidas así como en el Ku Klux Klan.
Para el psicólogo transaccional, y aún más para el psicólogo cuántico, algo tan absurdo como la lepufología contiene muchas pistas de cómo los humanos procesarán o no, nueva información. Por ejemplo, en la Flying Saucer Reveiw Noviembre de 1978, página 17, se puede encontrar un reporte de un OVNI que robó todos los conejos de la conejera de un granjero. Verdadero o falso o lo que sea, este reporte contiene alta información, porque la mayoría de nosotros no han escuchado de OVNIs que secuestren conejos. La señal tiene alta imprevisibilidad.
En UFO Phenomena and B.S. editada por Haines, página 83: un encuentro cercano en donde el “piloto” se veía como un conejo gigante. El contenido de la información dio un salto cuántico. ¿Dos historias OVNIs/conejos?. Pero la Red Mutua de Observación del Conejo de Pascua RMOCP* (una rama de la menos bizarra Red Mutua de OVNIs, o RMOVNI) tiene docenas de estas historias en sus archivos. (También poseen, como lo habrá adivinado, un extraño sentido del humor.). Tómese esto como una deliciosa extravagancia o sinsentido siniestro, archívelo como quiera de acuerdo a su propio túnel de realidad, pero—nuestro banco de información se ha hecho más rico.
Docenas de historias OVNI/conejo indican algo sobre los OVNIS, o algo sobre la psicología humana, algo nunca antes sospechado.
Si el lector tiene una reacción estadísticamente normal a estos datos, entonces él o ella entenderá mejor cómo los grupos que le disgustan logran “ignorar” o resistir la información que parece tan importante para Ud.…"





Texto extraído del libro "Quantuum Psychology, How Brain Software Programs You and Your World " de Robert Anton Wilson (1990).





JOSE ANTONIO CARAV@CA


Prohibido la reproducción total o parcial del material incluido en el presente blog sin previa autorización del autor. Propiedad de José Antonio Caravaca.

domingo, 27 de noviembre de 2016

LA DISTORSION Y LAS PROYECCIONES TANGIBLES DE UNA REALIDAD SIMULADA






¿Seremos pronto capaces de reproducir en laboratorio los encuentros cercanos con OVNIs? ¿Podrá nuestra tecnología darnos pistas sobre que se esconde tras las manifestaciones de supuestos visitantes del espacio?




La premisa básica de la Teoría de la Distorsión es que los encuentros cercanos con OVNIs son productos de una elaborada “proyección holográfica” que presenta ante los ojos del testigo un ficticio y quimérico desembarco alienígena. Este subterfugio es creado por un agente externo desconocido que es capaz de entrar en comunicación con nuestro inconsciente. Por tanto, todo lo visualizado durante la supuesta manifestación anómala/extraterrestre será fruto exclusivamente de la simbiosis entre ambos operadores, el desconocido y el humano, que se plasma mediante un tipo de “proyección holográfica”. Por tanto, la mayoría de los detalles y elementos que conforman un encuentro cercano, pueden ser perfectamente rastreables en la psique del testigo. Los más evidentes serán todos aquellos ingredientes “estéticos” únicos e irrepetibles (algún rasgo particular del humanoide, algún detalle específico del platillo volador, etc.) que no se encuentran en otro tipo de eventos similares.

La mente humana es utilizada por un agente externo desconocido para conformar muchos de los elementos presentes en los encuentros cercanos con OVNIs.






El “agente externo”, en ocasiones, puede otorgar materia a la “proyección holográfica” para conferirle una momentánea y esporádica presencia física y tangible en nuestro entorno. Por ello, las huellas y restos suelen aparecer en algunos incidentes y en otros no, independientemente de la dureza del terreno para facilitar estas marcas. De la misma forma, esta circunstancia explicaría un buen número de anomalías asociadas los encuentros cercanos con OVNIs: 1.- Que los OVNIs puedan desplazarse entre la vegetación o  cables de alta tensión sin producir ruidos, impacto o rotura. 2.- La aparición de zonas quemadas, restos o afectadas por el aterrizaje de un platillo volador en determinados casos y en otros no, pese a estar en juego los mismos factores condicionantes. 3.- Que el número de huellas halladas en el terreno sea insuficiente o inexplicable para el fenómeno observado. 4.- La inmaterialidad presentada en múltiples casos por los humanoides, capaces de atravesar paredes o cercados sin problemas. 5.- El silencio generalizado de muchas experiencias. 6.- Incluso la interacción con estas “proyecciones” podría causar daños y secuelas en los testigos…



REVOLUCION TECNOLOGICA
Pero lo más sorprendente de todo este planteamiento es que, actualmente nuestra tecnología ya es casi capaz de comenzar a “replicar” a la perfección lo que durante años hemos estado investigando y etiquetando como fenómenos OVNIs. Estamos a las puertas de lo que puede ser una autentica revolución tecnológica sin precedentes. La creación de proyecciones holográficas capaces de interactuar con las personas. La investigaciones están conducidas por un nutrido grupo de científicos japoneses, Yoichi Ochiai, Kota Kumagai, Takayuki Hoshi, Jun Rekimoto, Satoshi Hasegawa y Yoshio Hayasaki, pertenecientes a la University of Tsukuba, Utsunomiya University, Nagoya Institute of Technology, University of Tokyo and Sony CSL.  Esta fue la nota divulgada a la prensa de sus descubrimientos: “Los hologramas tridimensionales, como imágenes flotando en el aire frente a nosotros, siguen siendo terreno de la ciencia ficción. Un equipo de investigadores japoneses ha dado un paso fascinante en este campo. Han creado hologramas que no solo interactúan al tacto, sino que además podemos sentir en el aire.

Los científicos japones han logrado crear una proyección en forma de "hada" tangible





Una de las tecnologías holográficas más prometedoras que hemos descubierto consiste proyectar imágenes mediante láseres que ionizan las partículas del aire generando plasma. Esa tecnología permite crear imágenes en movimiento mediante píxeles en un área tridimensional llamados vóxeles. Aún son muy rudimentarias, pero mejorarlas solo es cuestión de añadir más láseres para formar más vóxeles. El problema de esta tecnología que desarrollan empresas como Aerial Burton 3D es que las imágenes son peligrosas. Excitar moléculas de aire mediante láseres para formar plasma suena exactamente tan perjudicial como parece. El plasma dura nanosegundos, pero es tiempo suficiente para que cause quemaduras en la piel o daños en los ojos si llegamos a tocar un voxel. Un equipo de investigadores de las Universidades de Tsukuba, Utsunomiya, Tokio, y del Instituto Tecnológico de Nagoya han ideado una manera de que los hologramas láser sean completamente inocuos para el ser humano.La clave está en la frecuencia de disparo del láser. En vez de liberar pulsos a razón de nanosegudos, el equipo de investigadores ha aumentado la frecuencia a femtosegundos (un femtosegundo es la milbillonésima parte de un segundo). A esa velocidad, la luz de cada píxel sigue siendo visible, pero está muy por debajo de la intensidad necesaria para dañar la piel o los ojos. Hay un sorprendente efecto adicional. Al tocarlo, el plasma generado crea una serie de ondas de choque que hace que notemos su presencia casi como si fuera un material físico. En otras palabras, han abierto la puerta a los hologramas hápticos sin necesidad de medios adicionales. Además, la resolución espacio/temporal ya es relativamente alta: 200.000 vóxeles por segundo. El siguiente problema ahora es poder generar imágenes más grandes manteniendo la integridad y seguridad del sistema”.

Seguimos avanzando en la decodificación de los encuentros cercanos con OVNIs...






JOSE ANTONIO CARAV@CA

Prohibido la reproducción total o parcial del material incluido en el presente blog sin previa autorización del autor. Propiedad de José Antonio Caravaca.

sábado, 8 de octubre de 2016

EL INCREIBLE ENCUENTRO DE ROWLEY REGIS: “HADAS”, OVNIS, Y EMPANADAS










Indudablemente muchos investigadores desearían una casuística OVNI uniforme y repleta de sucesos como el protagonizado por el agente de policía Lonnie Zamora en 1964, donde se pudieron recoger muestras sobre el terreno y el sosegado comportamiento de los humanoides estaba perfectamente enmarcado en lo que se prevé de un ocasional visitante espacial. Sin embargo, la realidad que atiborra los archivos de los ufólogos es una autentica bofetada al sentido común. Un ingente material inclasificable, donde abunda la diversidad, casi infinita, de casi todos los aspectos que suelen presentar un incidente OVNI (forma de la nave, aspecto y características de los humanoides, etc). Por no citar que los comportamientos de los presuntos extraterrestres que oscilan normalmente entre el ridículo, el absurdo y la incredulidad para quienes los observan. Tan pronto se les ve cocinar tortitas en el interior de su nave (Joe Simonton. 1961), como comunican unas funestas profecías (Gary Wilcox. 1964), o se las ingenian para robar las medias a una asustadiza mujer (Rossa Lotti. 1954). Y la pregunta que surge es simple ¿podemos encajar todas estas piezas en la hipótesis extraterrestre?.  Evidentemente, es imposible. Pese a esto, la mayoría de los ufólogos han pasado por alto, cuando no soslayado de forma canallesca estos sustanciales aspectos del fenómeno OVNI para no comprometer sus inamovibles ideas sobre visitantes alienígenas. Pero ocultar estos eventos para no menoscabar sus propias tesis no es una buena metodología para llegar al fondo de la cuestión ¿Qué esconde las manifestaciones de los OVNIs?. Como dijo el sobresaliente investigador francés Pierre Guerin “En la ovnilogía se viola cualquiera ley inmediatamente con los avistamientos posteriores”, ya que cualquier tipo de clasificación, tesis o estadística queda desautorizada con el acopio de información y la comparación con otros episodios OVNIs…



EL INCIERTO ORIGEN DE LOS OVNIS…
Aun más irritante que la inclusión de detalles y aspectos desconcertantes en las experiencias de encuentros cercanos con OVNIs, es el hecho de que muchos de estos casos tienden puentes con otros paradigmas que han perturbado al ser humano a lo largo de los años. La vinculación de los OVNIs, por ejemplo, con fenómenos criptozoológicos o marianos, elevan aun más las incertidumbres sobre la verdadera naturaleza e intenciones de los No Identificados. Pero más allá de estas analogías, lo que evidencian estos “puentes” es que los enigmas que hemos estado estudiando por separado, seguramente tenga un origen común. Y este no es otro que la propia mente humana, que influenciada y manipulada por un “agente externo desconocido” ha plasmado, en unas complejas proyecciones tridimensionales, unas experiencias basadas en conceptos perfectamente reconocibles por nuestra especie, las visitas extraterrestres, los seres elementales, las apariciones marianas, los fantasmas, o, los animales desconocidos. Este “operador ignoto” que es capaz de “bucear” en nuestro inconsciente, se nutre de las creencias, la literatura, el cine, la cultura popular, los comics, etc. para obtener el “material psíquico” con el que elaborar sus representaciones cuyo primer objetivo es engañar al observador. Y es por ello que cada caso OVNI contiene características únicas y exclusivas, en el aspecto o comportamiento de los humanoides, por ejemplo, que no volveremos a encontrar en otro episodio OVNI. Ya que este material es proporcionado por el testigo antes de comenzar la vivencia. Pero, hay que anotar, que todo este “circo” para los sentidos se realiza de forma distorsionada para que el observador nunca pueda identificar ninguno de los elementos expuestos en la experiencia como propios. 

La Sra. Hingley protagonista de una alucinante experiencia.




La siguiente experiencia es un clarísimo ejemplo de los conceptos que estamos exponiendo, pues en un mismo evento, encontramos comportamientos absurdos, extraterrestres con aspecto de hadas, y detalles irrepetibles:
El 4 de enero de 1979, en Rowley Regis, cerca de Birmingham en West Midlands (Gran Bretaña), la Sra. Jean Hingley se despedía de su marido, que marchaba al trabajo, sobre las 6:00 horas de la mañana, sin prever la extraordinaria experiencia que le aguardaba. Desde la ventana de la cocina observó una extraña esfera de color naranja brillante que se materializó por encima de su garaje. En esos instantes la Sra. Hingley, que se hallaba en la cocina perdió el conocimiento levemente, y tras recuperarlo, se percató que tres pequeñas criaturas, como hadas, entraban en su casa flotando en el aire, emitiendo un zumbido parecido a un "Zee Zee Zee". Se trataba de unos seres alados, envueltos en un halo luminoso, ataviados con una túnica plateada, con 6 botones, de 1´10 metros de altura, provistos de cascos trasparentes, parecidos a una pecera, con una luz en su parte superior. Según la testigo las alas eran traslucidas, como de papel, cubiertas de infinidad de puntos brillantes (como el código Braille) y muy parecidas a las de una mariposa. Sus caras eran de una tonalidad blanca, con grandes ojos extremadamente oscuros y pequeñas bocas en forma de ranura, sin nariz u otros rasgos reconocibles. La Sra. Hingley dijo que sus rostros parecían los de un difunto, inexpresivos en todo momento. No tenían ni manos ni pies, y sus piernas estaban rígidas.

Los enigmáticos humanoides que visitaron a la Sra. Hingley tenían características mas propias de los seres elementales que de visitantes del espacio exterior... 








Las tres criaturas estaban volando agitadamente alrededor del árbol de navidad del salón que parecía fascinarles. Según la testigo, sus alas no se batían como las de las aves, más bien parecían de “adorno”, aunque en algunas ocasiones se plegaban como un acordeón. En esos momentos la Sra. Hingley escuchó varias voces masculinas graves que, de forma coral, dijeron: "¿Bien bien?". Tras pedirle que se detuvieran, las entidades se comportaron como niños agitados saltando varias veces sobre el sofá antes de sentarse. Entonces la asombrada mujer les preguntó de ¿dónde procedían?. La respuesta no se hizo esperar. De nuevo respondieron al unísono, y con una voz que parecía proceder del exterior de sus cuerpos dijeron que "del cielo". Creyendo que se trataba de Ángeles (pues la testigo era una devota cristiana) le señaló una imagen de Cristo que había en la pared y les preguntó si Dios les había enviado: "Sabemos todo sobre Jesús”, “Hemos venido hasta aquí para hablar con la gente, pero ¡la gente no parece estar interesada!". Los pequeños seres retomaron el vuelo y comenzaron a volar por la habitación mientras cogían objetos y los examinaban de cerca con detenimiento y curiosidad. La Sra. Hingley dijo que: "Creo que tenían imanes en sus manos, ya que mantenían las cosas en el aire cuando las tocaban". Sin embargo cuando la Sra. Hingley les preguntó sobre su origen, las criaturas emitieron un láser desde el casco que le impacto dolorosamente en la frente (la cicatriz fue visible durante varios meses) causándole una breve parálisis y ceguera (al parecer, durante la conversación, algunas preguntas que no gustaban a las criaturas eran respondidas de esta forma). En la charla incluso hablaron de un conocido cantante de británico Tommy Steele.

El misterioso artefacto del que surgieron las tres pequeña criaturas aladas.




Desprovista de temor, la testigo les preguntó a sus insólitos invitados querían algo. De nuevo respondieron a la vez: “agua, agua, agua”. La anfitriona les sirvió el agua junto a un pastel de carne pero no bebieron ni comieron. El encuentro terminó de forma inesperadamente, después de una hora, cuando tras encender un cigarrillo, las criaturas aladas parecieron asustarse y decidieron marcharse. En esos momentos, la Sra. Hingley escuchó un fuerte silbido electrónico procedente de la parte trasera de su jardín. Entonces observó, un objeto de forma ovalado, de brillante color naranja, de 2´50 metros de largo aproximadamente, con dos ojos de buey luminiscentes y una estrafalaria antena. Las criaturas se dirigieron hacia el artefacto y desaparecieron en un instante. Tras reponerse de una extraña sensación de cansancio extremo, la Sra. Hingley llamó por teléfono a la policía local para contar su increíble historia. Según dijo a los agentes estaba sin fuerzas y tenía algunas molestias en ojos y oídos. Un médico que la examinó le aconsejó que estuviera dos semanas de reposo para recuperarse. Pese a estos contratiempos, la testigo no estaba asustada, todo lo contrario, decía que su encuentro había sido "cálido y feliz, como si hubiera sido bendecida". Posteriormente la experiencia tuvo varios detalles extraños. Dos días después de la experiencia, el árbol de Navidad desapareció inexplicablemente. Más tarde, volvió a aparecer en el césped exterior, despedazado y con menos adornos. Curiosamente los adornos navideños fueron devueltos gradualmente durante los siguientes días.
Otro detalle interesante de la experiencia es que durante la estancia de las criaturas aladas en la casa, tanto la radio como la televisión dejaron de funcionar, y el reloj se detuvo. Además posteriormente algunos cassettes, que fueron tocados por los seres, se borraron inexplicablemente. En el jardín también fue visible una huella, casi simétricamente perfecta, de unos 2´50 metros de diámetro. Pero quizás el aspecto más hilarante de toda esta trama, es que según apuntó la Sra. Hingley, los tres humanoides se llevaron las empanadillas...










JOSE ANTONIO CARAV@CA

Prohibido la reproducción total o parcial del material incluido en el presente blog sin previa autorización del autor. Propiedad de José Antonio Caravaca.

viernes, 30 de septiembre de 2016

EL PEQUEÑO HOMBRECITO AZUL DE STUDHAM… ¿DUENDE O ASTRONAUTA?







El 28 de enero en 1967, sobre las 12:45 horas, varios niños, entre los que se encontraban, Alex Butler, Tony Banks, Terry Cahill, Colin Lonsdale y David Inglis, con edades comprendidas entre los 10 y 11 años, estaban jugando cerca de una zona boscosa en el Valle del Dell, en la localidad de Studham (Gran Bretaña). Había estado lloviendo toda la mañana pero en esos momentos el cielo estaba despejado. De repente, los jóvenes observaron un destello, parecido al de un rayo, que cayó muy cerca de donde se encontraban. Alex Butler, que se hallaba más adelantado que sus compañeros, se sorprendió al ver una silueta azul al otro lado del rio, a unos 20 metros de distancia. Cuando el grupo de niños se reunió, comprobaron que se trataba de un pequeño "hombrecito vestido de azul" de aproximadamente 1 metro de altura.  No obstante los niños pudieron observar que llevaba un sombrero, estilo bombín, sin alas, que le daba una altura total de 1´60 metros. El cuerpo en general era de una tonalidad gris oscuro/azulada, y resplandecía de tal manera, que oscurecía el contorno y los detalles del diminuto e inesperado visitante. Pese a esto, los niños pudieron ver algunos detalles de la cara, pues dijeron que el pequeño ser tenía 2 ojos redondos, un triangulo plano a modo de nariz, y una barba azul que se dividía en dos partes al llegar a la zona del pecho. Los brazos eran cortos y no se movieron en ningún momento. Los pies apenas eran visibles. Llevaba un cinturón ancho de color negro, en que destacaba una caja negra de 15 centímetros aproximadamente. En esos momentos, la figura pareció emitir una especie de niebla de color amarillo-azul, como una "nube de humo", que se desplazó hacia los testigos, e inmediatamente el "Hombrecito de Azul" desapareció de la vista de los niños. Posteriormente, los jóvenes informaron que el misterioso personaje volvió a aparecer y desaparecer, al menos en 4 ocasiones, a la vez que escucharon un extraño balbuceo entre los matorrales. La hora de ingreso a la escuela, a las 14:00 horas, les impidió quedarse en la zona investigando aquel interesante misterio.
Nada más ingresar en el aula, su profesora, la Srta. Newcomb, se percató en seguida del estado de excitación de los niños y les preguntó que ocurría. Aunque al principio no quisieron contarle lo que había pasado, al final y por separado, todos los niños contaron la misma historia de su extraño encuentro con el "Hombrecito de Azul".
El 3 de marzo de 1967, el Boletín de Dunstable publicó un pequeño artículo con el relato de los niños, y algunos ufólogos como Bryan Winder, Charles Bowen, Gordon Creighton se interesaron por el incidente.  Al parecer la investigación reveló que hubo avistamientos de OVNIs en la zona en los meses que siguieron a la aparición del “Hombrecito de Azul”.  Algunas fuentes indicaron que se informó de 2 aterrizajes OVNIs, en la misma zona donde los niños habían tenido su encuentro, aunque nada de esto se confirmó. 



Aunque investigadores están convencidos que un pequeño "astronauta" fue el protagonista de este caso... Sin embargo, la realidad puede ser otra bien distinta...






Los ufólogos sugirieron que los niños habían tenido un encuentro cercano con un ser extraterrestre, que llevaba un casco, y que la barba “bifurcada”, en realidad se trataba de un aparato de respiración autónomo. Además pensaban que el cuadrado del cinturón era alguna especie de receptor.
Es más que probable que en esta ocasión, el fenómeno de la Distorsión, por medio del “agente externo”, “edificara” con el material inconsciente de los niños una experiencia más cercana a las fabulas de encuentros con seres elementales y mágicos, propios de la literatura y juego infantiles, que de conceptos basados en los viajes espaciales… y la vida extraterrestre.





JOSE ANTONIO CARAV@CA


Prohibido la reproducción total o parcial del material incluido en el presente blog sin previa autorización del autor. Propiedad de José Antonio Caravaca.

sábado, 7 de mayo de 2016

CUANDO LA CIENCIA FICCION SE ANTICIPO A LOS OVNIS

.

.




.
Mucho antes de que los "platillos volantes" aparecieran sobre nuestras cabezas (24 de junio de 1947), diversas obras literarias y artísticas ya plasmaban en sus paginas escenas y motivos relacionados con los OVNIs. Este punto es sumamente importante para comprender la trascendencia de los No Identificados y sobre todo su implicación y relación con la psique humana. Pero ¿como es posible que la ciencia ficción presagiara los encuentros cercanos con extraterrestres con años de antelación?. Investigadores como Bertrand Méheust autor del libro "Science Fiction et Soucoupes Volantes" (1978) encontraron interesantes paralelismos entre la actual literatura OVNI y las obras de ciencia ficción de finales del siglo pasado. "H. G. Wells, en 'La guerra de los mundos' (1897) -escribe en la misma línea de Méheust el investigador Thomas E. Bullard- hizo una contribución pertinente cuando agregó una perspectiva evolutiva a los marcianos y agrandó su cerebro a expensas de su cuerpo. Una cabeza grande, ojos sin cejas y una piel sin vello combinados con un frágil cuerpo pequeño, igualan a los alienígenas de las historias de abducción con los alienígenas avanzados evolutivamente de la ficción imaginativa. Wells también especuló respecto a que el sistema digestivo de los marcianos se había atrofiado tanto que recibían los nutrientes directamente de la sangre de los animales inferiores, lo que recuerdan los rumores más espeluznantes de lo que son, en realidad, las abducciones. Muchas películas de ciencia ficción de los años 50 prestaron inmediatez visual a los temas e imágenes que mas tarden abrían de aparecer en los informes de abducción. En 'This Island Earth' (1955) unos seres humanos capturados por alienígenas colaboran en un proyecto para salvar un planeta devastado y asediado. Los invasores de 'Earth Versus The Flying Saucers' (1956), son frágiles humanoides que ya han perdido su planeta y buscan un nuevo hogar en la tierra. Llevan a los cautivos hacia una gran habitación circular con cúpula dentro de la nave y roban sus pensamientos mediante un aparato suspendido del techo. 'Los Invasores de Marte' (1953), hacen túneles subterráneos e insertan un electrodo en la nuca de cada cautivo que entonces obedece las órdenes marcianas. La mayor parte de los paralelismos -continua Bullard- quizás aparecen en 'Killers from Space' (1953). Aquí, un piloto muerto en un accidente de aviación se encuentra así mismo en una sala de operaciones subterráneas con su corazón colgado por encima de él mientras unos seres extraños lo reviven con una cirugía que no deja cicatrices. Tienen ojos protuberantes y llevan uniformes oscuros pegados al cuerpo. Comunicándose por telepatía el jefe muestra al piloto la escena de la destrucción del planeta original de los alienígenas y les revela cómo van a salir de sus túneles para invadir la tierra; entonces bloquean la memoria del humano mediante hipnosis y le implantan órdenes para que haga un sabotaje. Estos pocos ejemplos demuestran que los motivos de abducción circulaban ampliamente en la cultura popular años antes de que aparecieran los primeros informes de abducción"
Si la literatura fantástica, recogía, incluso con dibujos, muchos de los aspectos que presenta y caracteriza al fenómeno OVNI en la actualidad, esto vendría a demostrar, que las pretendidas visitas alienígenas esconden una naturaleza y propósito totalmente opuesto, a las vías propuestas por los defensores de la Hipótesis Extraterrestre.
.

Portada de 1931. Clásico avistamiento OVNI realizado desde un avión. (Recordar al lector que las imágenes iconográficas del fenómeno OVNI comienza a ser reconocidas por el gran público a partir de los años 1947 y 1950) (La portada del presente articulo de la revista Amazing Stories, 1930).
Portada de 1932. Objetos Voladores No Identificados.
Amazing Stories. Febrero de 1947... Unos testigos observan una misteriosa luminaria en el cielo...
Ilustración de 1946. Representa un clásico avistamiento OVNI. (Thrilling Wonder Stories) .






De alguna forma este heterodoxo planteamiento implicaría que el "detonante" de las experiencias OVNIs, que denominamos genéricamente en la Teoría de la Distorsión como el “agente externo”, es capaz de sintonizar/comunicarse con la psique humana, bucear en sus "archivos" y plasmarlos en una vivencia anómala en una elaborada y refinada "representación teatral", mediante una proyección tridimensional que puede contener materia. 
A lo largo de los años, nuestro inconsciente  ha ido almacenando infinitos contenidos iconográficos asociados a los viajes espaciales, la vida extraterrestre, avances científicos, etc., a través de la literatura, cómics, cine, TV, etc.. Todo este "almacén de ideas"  ha ido penetrando y germinando en la mente colectiva, dando como resultado una "explosiva" y "exuberante" catarsis de imágenes bizarras que ha sido reconducida por este "agente externo", y transformadas en rutilantes encuentros cercanos con extraterrestres. Por tanto esas manifestaciones serían producto y resultado de la fusión del mundo privativo inconsciente de los eventuales testigos y la intencionalidad oculta y manifiesta de un factor desconocido, que es capaz de operar y descodificar a "nivel mental" nuestra psique, plasmando en un escenario tridimensional un universo quimérico y onírico, incluso a veces físico y tangible, donde las imágenes y las sensaciones son un lenguaje a interpretar.
Ilustración de 1943. Presagio certero de los primeros encuentros cercanos. Similitud con los avistamientos de 1954 en Francia. (Amazing Stories) .
Ilustración de 1944. Pequeñas criaturas asociadas a una nave espacial... (Thrilling Wonder Stories) .

Ilustración de 1939. Elemento omnipresente en los encuentros con los tripulantes de los OVNIs, los "aparatos" o "pistolas" lanza "rayos"... (Amazing Stories) .


Un nuevo ejemplo, un personaje utiliza un "arma eléctrica" que inmovoliza a su víctima... (Captain Future. 1942)
Abducción alienígena anticipada por la ciencia ficción en 1943 ((Thrilling Wonder Stories). Esta imagen tiene extraordinarias semejanzas con el episodio vivido por el Matrimonio Hill (1961)


Los Humanoides descritos bajo hipnosis por los Hill
(Amazing Stories) Ilustración de 1946. Muchos de los elementos que hallamos en los encuentros cercanos con OVNIs, se encontraban perfectamente descritos en la ciencia ficción...
Portada de 1940. Desembarco de robots alienígenas
Amzing Stories 1939. Pequeños seres abrasando a un terrícola...

Un personaje se enfrenta a horribles criaturas escamosas... (Amazig Stories. 1942). En la literatura OVNI existen decenas de incidentes similares. Comparar con el caso de Fortunato Zanfretta (1978),
El terrorífico encuentro de Fortunato Zanfretta.




Esto explicaría que los factores y elementos humanos hayan estado muy presentes en la casuística OVNI, y en muchas facetas y características, los encuentros cercanos se comporten como nuestros sueños. Pero que no se confunda el lector, esto no quiere decir que los No Identificados obedezcan a algún tipo de problema psicológico, sociológico o de alucinación colectiva. Lo que estamos intentando de exponer, es que existe un factor externo desconocido, que interacciona con la mente humana, y “fabrica” una manifestación anómala en base a unos conocimientos humanos previos y "distorsionados" ante los propios ojos del testigo, presentándolos como algo extraordinario. Por lo que evidentemente, si conseguimos rastrear los estímulos e imágenes primigenios que originan y se plasman en los encuentros cercanos, probablemente hallaremos "insospechados" vínculos con el inconsciente individual de los testigos, o en su defecto con el archivo colectivo que aglutina la psique humana, y que es utilizado por este “agente externo” a su antojo, para determinar y "diseñar" muchos de los elementos que compondrán la experiencia de contactos con supuestos extraterrestres. .

Portada de 1937. Una imagen precursora de las abducciones..
Ilustración de 1939. Operaciones médicas ejecutadas por robots (Amazing Stories)
Ilustración año 1927. Criaturas extrañas y operaciones médicas..
Ilustración año 1935. Seres de grandes ojos y abultadas cabezas examinan a una mujer mientras sujetan a un hombre...

.




Esto explicaría, entre otras cosas, el factor absurdo que tanto desconcierta a los investigadores, a la hora de analizar el comportamiento y motivación de las supuestas civilizaciones alienígenas, ya que durante años no se ha podido determinar, ni muchos menos comprender, el elemento ilógico y abstracto que rodea las experiencias de contacto próximo con el fenómeno. Sin duda esto obedecería a una acción del inconsciente del testigo que, como en el mundo onírico, se comporta de una forma carente de aparente lógica, pero que puede encerrar un significado profundo de un conflicto interno representado en un psicodrama. 

Ilustración de André Galland para Sciences et Voyages en 1925. (Ejemplo europeo).
Invasión de "platillos volantes" en 1925. André Galland .
Amazing Stories. Ilustración de 1943... Un platillo volador en toda regla...
Incluso la ciencia ficción nos brinda imágenes sugerentes que nos evocan al incidente de Roswell. 1939.







En el presente caso, en los episodios OVNIs, los mecanismos utilizados por el “agente externo” desconocido, están más cercanos a las interpretaciones propuestas por los psicólogos en el estudio de los sueños, que a las conclusiones esbozadas por los creyentes en los platillos volantes como simples naves extraterrestres…









JOSE ANTONIO CARAV@CA





.
Prohibido la reproducción total o parcial del material incluido en el presente blog sin previa autorización del autor. Propiedad de José Antonio Caravaca.

sábado, 2 de abril de 2016

EL GLOSARIO DE LA TEORIA DE LA DISTORSION










La Teoría de la Distorsión ofrece un nuevo y revolucionario punto de vista sobre los Encuentros Cercanos con OVNIs. Para ello, ha creado su propia terminología para definir su complejo contenido. A continuación vamos a enumerar y explicar muchos de estos preceptos para mayor comprensión del interesado: .



AGENTE EXTERNO
Define al “operador” o “ente” desconocido que interactúa, bajo parámetros no determinados, con la psique de los testigos para la “fabricación” de una supuesta experiencia OVNI. Probablemente, ninguno de los aspectos físicos o acciones que expone en sus múltiples manifestaciones obedece a su verdadera apariencia o propósito. La finalidad del “agente externo” es hacer creer a los eventuales testigos, mediante una compleja “proyección holográfica” que están presenciando el aterrizaje de una nave extraterrestre y el desembarco de sus tripulantes. Pero nada de esto obedece a una realidad empírica, ni tiene una continuidad física en nuestro universo después de que la experiencia haya acabado.
Pero ¿quién o qué es el “agente externo”.
El “agente externo” puede ser algún tipo de entidad energética parasitaria que necesita de las creencias humanas, o, de la interacción con las personas para “alimentarse” o “subsistir”. Es muy factible que el “agente externo” sea el instigador de muchos mitos y folklores presentes en la humanidad y haya utilizado diferentes mascaras y ropajes para presentarse a la humanidad a lo largo de los siglos. Aunque este “camuflaje”, nos es sinónimo de una hábil y grandiosa manipulación psíquica, como han pretendido algunos investigadores, sino que, al utilizar los contenidos inconscientes de los testigos, es obvio, que las manifestaciones del “agente externo” tienen que ser sincrónicas a los intereses, pensamientos y avances de la época.

La ciencia ficción no anticipó los contenidos que posteriormente encontraríamos en los encuentros cercanos, simplemente sirvió de base para el desarrollo de los mismos. (Ilustración pertenenciente a Buck Rogers. Prince Mars of Mars. 1930)
Una imagen muy sugerente de 1944.






Tampoco puede descartarse que, en ocasiones, el “agente externo” se limite a utilizar creencias latentes en la sociedad para su propio “beneficio”. El “agente externo” utiliza subterfugios y engaños constantes en sus contactos con la humanidad y no parece querer influir de forma soterrada, para realizar grandes cambios sociales, ni, parece mostrar el menor interés por el devenir de la especie humana. El “agente externo”, aunque aparente lo contrario, no pretende bajo ningún concepto, la transmisión de algún tipo de mensaje científico o filosófico, más allá de los conceptos desarrollados por el propio ser humano





CREACION MENTAL COMPARTIDA
Cuando el “agente externo” entra en comunicación/interacción con la pisque del testigo, a nivel inconsciente, se produce una transferencia de información que se verá plasmada/integrada en la experiencia de forma distorsionada para que el observador no la identifique como propia. Todo lo visualizado durante la manifestación será fruto de la simbiosis entre ambos operadores, el desconocido y el humano, que se plasma mediante un tipo de “proyección holográfica”. Por tanto, la mayoría de los detalles y elementos que conforman un encuentro cercano, pueden ser perfectamente rastreables en la psique del testigo. Los más evidentes serán todos aquellos ingredientes “estéticos” únicos e irrepetibles (algún rasgo particular del humanoide, algún detalle específico del platillo volador, etc.) que no se encuentran en otro tipo de eventos similares.



DISTORSION
La información privativa del testigo, que es aportada para la elaboración de la experiencia de forma inconsciente, es expuesta por el “agente externo” de forma distorsionada para que el observador no sea capaz de reconocerla.
El material informativo del testigo que es utilizado por el “agente externo” puede proceder de diferentes fuentes, desde aficiones, literatura, televisión, cine, estudios, trabajo, entorno, etc. 


La famosa abducida Betty Hill aseguraba que en el interior de un OVNI, sus tripulantes le mostraron un mapa estelar donde se observaban las rutas "comerciales" de los extraterrestres. Sin embargo éste no era mas que una distorsión del mapa del desembarco de Normandía (imagen superior) que veía con cierta frecuencia Betty en sus reuniones con la asociación por la Defensa de los Derechos Civiles. Ambos mapas coinciden casi a la perfección.





Todos estos recursos ideográficos serán utilizados para la fabricación de la escena proyectada ante los ojos del testigo para que crea realmente que está presenciado un aterrizaje OVNI. Esto explicaría por qué existen tantos tipos diferentes de “platillos volantes” y “extraterrestres”. Ya que, al utilizar el “agente externo” tanto y tan divergente material ilustrativo para la construcción de las experiencias es lógico que hallemos esta amplia diversidad, en tamaños y detalles.
.



PROYECCION HOLOGRAFICA
Tras la comunicación/interacción con la psique del testigo, el “agente externo” obtiene la información necesaria y fundamental para la elaboración de la “proyección holográfica” que recreara un aparente, pero ilusorio encuentro cercano con OVNIs. Esta proyección puede ser visible por personas ajenas al testigo, aunque como se trata de un fenómeno que tiene una base “psíquica” desconocida, es muy probable que la percepción de la proyección pueda variar en detalles de un observador a otro, o, incluso algunos individuos presentes pueden no percibirlas claramente. El testigo puede interactuar con la proyección, acercarse y adentrarse en su interior e incluso tocarla.



MATERIA EFIMERA
El “agente externo”, en ocasiones, puede otorgar materia a la “proyección holográfica” para conferirle una momentánea y quimérica presencia física y tangible en nuestro entorno. Por ello, las huellas y restos suelen aparecer en algunos incidentes y en otros no, independientemente de la dureza del terreno para facilitar estas marcas.

Sangonera la Verde (Murcia). El 1 de julio de 1979 se produjo un aterrizaje OVNI. Aunque, según los testigos, un humanoide gigante anduvo por la zona, cubriendo una distancia de unos 800 metros, sólo se pudieron hallar 2 huellas. Una parcial y una completa.





 De la misma forma, esta circunstancia explicaría un buen número de anomalías asociadas los encuentros cercanos con OVNIs: 1.- Que los OVNIs puedan desplazarse entre la vegetación o  cables de alta tensión sin producir ruidos, impacto o rotura. 2.- La aparición de zonas quemadas, restos o afectadas por el aterrizaje de un platillo volador en determinados casos y en otros no, pese a estar en juego los mismos factores condicionantes. 3.- Que el número de huellas halladas en el terreno sea insuficiente o inexplicable para el fenómeno observado. 4.- La inmaterialidad presentada en múltiples casos por los humanoides, capaces de atravesar paredes o cercados sin problemas. 5.- El silencio generalizado de muchas experiencias.




ARQUETIPOS BASICOS RECONOCIBLES
El “agente externo” incluye en sus proyecciones modelos de conducta arquetípicas en los tripulantes de los OVNIs, muy definidas y perfectamente reconocibles, para facilitar la asimilación y desarrollo de las experiencias. Por ello, en la mayoría de los encuentros cercanos se informa que los ocupantes de los platillos voladores, independientemente de su aspecto externo, que pueden ser radicalmente diferentes de un incidente a otro, presentan unos mismos patrones de comportamiento. De esta forma, los supuestos “extraterrestres” suelen dedicarse, básicamente a 3 acciones “universales”: 1.- A explorar los alrededores. 2.- A la recogida de muestras del terreno o del entorno. 3.- A la reparación de la aeronave.

En innumerables incidentes los testigos describen que los ocupantes de los OVNIs están recogiendo muestras del terreno, Como ocurrió en el célebre caso de Gary Wilcox (Nueva York, 1964).






Todas estas acciones son extrapolables a un hipotético explorador/astronauta terráqueo, de ahí, que cumplan a la perfección su misión de integrar conceptos humanos en unas experiencias sobrenaturales.
Además estos 3 comportamientos arquetípicos suelen ir acompañados de una gesticulación de sorpresa, por parte de los  “extraterrestres”, al detectar la presencia de los eventuales testigos. Lo que indicaría que los ocupantes de los OVNIs se muestran asombrados o incómodos ante la “inesperada” presencia humana, lo que les lleva a huir inmediatamente del lugar. Toda esta pantomima no deja de ser un vil engaño destinado a la manipulación de los testigos, ya que, si siguiéramos el planteamiento de la visitación alienígena, los supuestos ocupantes del OVNI deberían ser conocedores, de antemano, de que el lugar elegido para el aterrizaje no se encuentra en una zona aislada en medio del campo o un desierto, sino que en la mayoría de ocasiones se localizan al lado o mitad de una carretera, junto a una vivienda, o colindando con cualquier actividad humana.
De la misma forma una de las acciones más reconocibles de los ufonautas es iluminar o paralizar a los testigos con armas, bolas, utensilios, focos, etc. que desprenden una potente luz.




CREATIVIDA ONIRICA/FACTOR ABSURDO
El proceso que da paso a la creación de la “proyección holográfica” es denominado por la Teoría de la Distorsión como creatividad onírica, ya que su funcionamiento y desarrollo es muy similar al desplegado por la psique humana durante el sueño. El material inconsciente del testigo, es proyectado por el “agente externo” mediante una forma de creación, que podíamos calificar como “artística”, que contiene muchos de los elementos absurdos y distorsionadores que hallamos en los sueños. Por ello, la información privativa del testigo se encuentra distorsionada de una forma muy semejante a la que suele aparecer en los sueños.

El arte como los sueños muestra a veces un lenguaje abstracto que pretende expresarse mediante una mecánica diferente a la habitual. Ilustración de la revista Wonder Stories. 1931





Este proceso daría explicación a uno de los mayores enigmas asociados a los encuentros cercanos: El Factor Absurdo. Todos esos detalles incoherentes que encontramos en las experiencias OVNIs, y cuya único designio hasta el momento, según la mayoría de los investigadores, era restar credibilidad al fenómeno de cara a la opinión pública.
Sin embargo, bajo el prisma de la Teoría de la Distorsión, este incongruente aspecto es mucho más sencillo de lo que parece. La propia mecánica interna de la creación de este tipo de experiencias, lleva inherente la incorporación de estos elementos absurdos e incoherentes, fruto de la participación inconsciente de los testigos.
Por tanto estos detalles absurdos carecen totalmente de significación especial o transcendental, más allá, del valor creativo/artístico expresado en una “proyección holográfica” cuya misión es la de presentar una ficción muy similar a los sueños en desarrollo y puesta en escena. Aunque eso sí, con unos propósitos y finalidad totalmente desconocidos.









JOSE ANTONIO CARAV@CA



Prohibido la reproducción total o parcial del material incluido en el presente blog sin previa autorización del autor. Propiedad de José Antonio Caravaca.